Francisco de Asís, en quien el ser humano resultó bien

Una luz de ayer para hoy. Para todos Paz y Bien

Leonardo Boff

Considerando el panorama mundial, la violencia bélica en varias naciones con terribles matanzas de seres humanos, o la violencia de estudiantes que, enardecidos, invaden una escuela y abaten a tiros a decenas de compañeros, por no hablar de las torturas y de los abusos que se cometen contra inocentes, nos surge espontánea la pregunta: ¿el ser humano ha resultado bien? ¿No somos una excrecencia del proceso evolutivo?

Nos cuesta identificar figuras ejemplares que nos desmientan esta tétrica impresión. Pero gracias a Dios existen, como un Don Helder Câmara, una Hermana Dulce, la Hermana Teresa de Calcuta, un Chico Mendes, un José Mujica, ex-presidente de Uruguay, un Gandhi, un Dalai Lama y un Papa Francisco, entre otras.

Pero quiero detenerme en una figura seminal en la que la humanidad resultó bien de un modo convincente: San Francisco de Asís. Uno de los legados más fecundos del “Sol de Asís” como lo…

Ver la entrada original 782 palabras más

El refuerzo positivo podría ayudar a los pacientes a tomar sus fármacos

El refuerzo positivo, como recibir pequeños regalos inesperados e introducir pensamientos positivos en las rutinas diarias, parece ayudar a los pacientes de hipertensión a tomar sus fármacos según las indicaciones, de acuerdo con un estudio reciente sobre afroamericanos.

Los hallazgos son significativos porque un mal control de la presión arterial puede llevar a problemas cardiacos y muerte, anotaron investigadores del Centro de Cambios Saludables de Conducta de la Facultad de Medicina de la NYU, en un informe que aparece en la edición en línea del 23 de enero de la revista Archives of Internal Medicine.

Para el estudio, el Dr. Gbenga Ogedegbe y colegas examinaron a 256 pacientes negros de presión arterial alta (hipertensión) para determinar si el refuerzo positivo además de la educación del paciente ayudaría a que siguieran sus planes de tratamiento y tomaran sus fármacos de forma adecuada.

Los investigadores dividieron los pacientes en dos grupos: un grupo que recibió solo educación para el paciente, y otro que recibió refuerzo positivo además de la educación del paciente.

Ambos grupos recibieron materiales educativos, que incluían un manual de autogestión, un contrato conductual y dos llamadas telefónicas cada mes.

Sin embargo, los pacientes que recibieron refuerzo positivo adicional recibieron un capítulo adicional en el manual que discutía cómo los momentos positivos podían ser usados para ayudarles a adherirse a sus planes de tratamiento.

Además, durante sus llamadas telefónicas quincenales, se pidió a estos pacientes que recordaran momentos positivos de sus vidas y que usaran esos sentimientos de optimismo para ayudarles a vencer cualquier desafío que hiciera que tomar sus fármacos resultara más fácil. Este grupo también recibió regalos inesperados y simbólicos por correo antes de sus llamadas telefónicas.

Los investigadores hallaron que la adherencia a los medicamentos al año fue más alta en el grupo de refuerzo positivo más educación (42 por ciento) que en el grupo de solo educación (36 por ciento).

“Nuestros hallazgos sugieren que [la educación para el paciente] mejorada con constructos conductuales extraídos de la psicología positiva y diseñados para fomentar [la autoafirmación] produjo una adherencia a los fármacos significativamente mayor en afroamericanos hipertensos que [la educación del paciente] sola”, escribieron los autores en un comunicado de prensa de la revista.

Los autores del estudio anotaron que se necesita más investigación para determinar si incorporar el refuerzo positivo al tratamiento de la hipertensión sería rentable.

FUENTE: JAMA/Archives, news release, Jan. 23, 2012

enlace original