Emilio Duró | Cómo ponerle vida a los años – El loco soy yo Canal Sur 2

Vídeo

Anuncios

El camino como arquetipo- Leonardo Boff

Tengo especial fascinación por los caminos, especialmente por los caminos del campo que suben penosamente la montaña y desaparecen en la curva del bosque. O los caminos cubiertos de hojas multicolores en las tardes grises de otoño, por los cuales andaba en mis tiempos de estudiante en los Alpes del sur de Alemania. Y es que los caminos están dentro de nosotros. Hay que preguntar a los caminos el porqué de las distancias, por qué a veces son tortuosos, y cansan o son difíciles de recorrer. Ellos guardan los secretos de los pies de los caminantes, el peso de su tristeza, la ligereza de su alegría al encontrar a la persona amada. Sigue leyendo

Donde está hoy el poder en el mundo

Ese sistema es homicida, biocida, ecocida y geocida. ¿Cómo puede prosperar tal inhumanidad en la faz de la tierra y todavía decir que no hay alternativa (TINA = There Is No Alternative)? La vida es sagrada. Y cuando es sistemáticamente agredida, llegará el día en que puede tomar represalias destruyendo a quien la quiere destruir. Este sistema está buscando su propio fin trágico. Ojalá la especie humana sobreviva.

Este es enlace al blog de Leonardo Boff

EN TEMPS DE CONFLICTES

 

Quan has arribat a casa tothom dormia. Ja era molt tard o molt aviat, segons com es miri. Et vas deixar caure sobre el llit, i vas sentir la necessitat de trobar pau i serenitat interior. Estaves esgotat. Et semblava impossible que aquesta nit podessis dormir. Aquesta temporada hi ha molta gent com tu, en una situació d’esgotament quasi en el límit. Et dius a tu mateix: ja no puc més !
Doncs sí que pots; és clar que pots si saps administrar bé les teves forces. Hi ha qui és coneix, i hi ha qui s’esgota. Qui es coneix, o es va coneixent, ha anat aprenent a administrar capacitats, energies i suficient cura personal. I en temps de conflictes és molt important tenir corda llarga per anar vivint dia a dia sense entrar en una depressió més o menys manifesta.
Unes preguntes per anar aprenent a sobreviure amb coratge i constància. Quines persones tens al teu costat ? A quines persones dones suport? Què és el que et descansa en temps de tamborinades? Com respires, menges i dorms? Com anem de sentiments? Nervis? Serenitat? Quin és el teu paper, la teva implicació? …
Ara, esgotat no et plantegis tot això. Deixeu-ho per quan hagis dormit. Però ves entrant en el teu interior a l’espai del silenci, experimenta les primeres sensacions de relaxament. Ah! No hi estàs de sol. Hi ha algú en tu. No importa ara el nom, ni el què, ni el quan, ni el com. Hi és, i prou. Deixa’t mirar que sens dubte t’estima. Unes breus paraules teva:. Ja veus el que està passant….
Ell va dir, i continua dient: “Veniu a mi tots els que esteu cansats i afeixugats , i jo us alleujaré”. No és una imposició, ni una llei ni un deure, és una invitació…. l’acceptes?

 

Autor : Jesús Renau SJ

¿Puede un robot ser sujeto de derecho? según Francisco Rosales

De su post sobre robotica y derecho aplicado os adjunto el final del mismo pero es interesante poderselo leer todo

Aqui os dejo el enlace

Legitimación del robot persona jurídica

La legitimación es importante por dos motivos:

Puede que el dueño del robot no sea quien lo gestione.

Igual que una sociedad puede tener un administrador no socio; la necesidad de aprendizaje progresivo, o las necesidades de programación de los robots, hace que la figura del programador adquiera una nueva dimensión, y no es lo mismo ese programador si el uso del robot es para fines particulares, con fines comerciales e incluso si son robots y programas de inteligencia artificial usados por administraciones públicas.

Puede que el dueño del robot no sea su usuario

En este caso estamos hablando tanto de la posibilidad de arrendamiento de un robot por parte de su dueño, como la posibilidad de compartir programas de inteligencia artificial entre varios usuarios a través del cloud computing.

En definitiva el problema no es si puede considerarse persona jurídica a un robot o a un programa de inteligencia artificial, sino regular y configurar bien esa persona jurídica, y saber manejar los conceptos jurídicos clásicos, pues no cabe una normativa ad hoc para cada robot o programa de inteligencia artificial (dado que la evolución tecnológica siempre irá por delante de la jurídica).